Friday, January 23, 2009

...and buy me a star in the boulevard

Como no siempre se me ocurren temas que me parezcan interesantes, o apremiantes, sobre los cuales escribir, creo que lo más obvio es escribir sobre la foto que publico o sobre lo que hice el día que tomé la foto, al final es casi lo mismo, no? Aunque sigo teniendo reservas sobre lo relevante que puede ser relatar los detalles cotidianos, sé que también tiene cierto encanto el poder ver atrás y saber exactamente lo que hice en un día en particular aunque en este momento me parezca demasiado a la mano.

Este día, sábado, decidimos que por fin íbamos a comenzar a armar un rompecabezas y Vero vino a buscarme a casa. Cuando ya estábamos en el carro me dice que había olvidado que tenía cita para hacerse las uñas,. Afortunadamente, yo llevaba mi compu conmigo y estaba preparado para “soportar” cualquier tipo de espera. Una vez que llegamos al club, que es donde ella acostumbra a hacerse la manicure, nos sentamos cerca de la piscina e intentamos conectarnos a Internet. Resulta que si hay una red inalámbrica gratuita pero era muy lenta. Luego nos movimos de sitio y fuimos al piso de arriba donde hay unos muebles. Ahí, luego de un rato, me dejó Vero y yo me quedé solo y lloré. Mentira. No recuerdo si en ese lugar vi el primer capítulo o simplemente otro capítulo de Californication (los había bajado de Internet con anterioridad en la semana) Lo cierto es que me quedé pegado con la serie. Hank Moody es un personaje con el que puedo relacionarme, aunque no sea ni la mitad de cool de lo que es él, creo que “todos” alguna vez hemos estado en su lugar.

No sé aún si esto de contar las nimiedades de mi día esté funcionando, pero voy a continuar

Cuando Vero por fin vuelve, estaba disfrutando tanto la serie que se me pasó el tiempo volando y no me di cuenta que se había demorado más de lo que me había dicho que se iba a tardar. Es perfecto cuando eso sucede. Ahora como tengo que recorrer muchas estaciones de metro para ir a La Candelaria suelo llevarme un libro y el efecto es el mismo, el viaje se me hace muy corto. Fue entonces que tomé la foto de arriba. Vero se sentó a esperar que se le secaran las uñas un poco antes de irnos y asumió esa pose y esa cara. Esa cara detrás de su mano que pareciera estar tramando algo más pero lo que en realidad está haciendo es drogándose con el olor a pintura de uñas. Bueno, no se estaba drogando-drogando pero si tenía la mano ahí por eso, según me enteré días más tarde.

No quiero hacer demasiado largo este post porque haciendo post largos es la forma más fácil de perder lectores, así que aceleraré un poco.

Ah se me olvidaba que durante mi espera me comí una bolsa de maní, o mejor dicho, como la tercera parte de una bolsa, que era lo que quedaba, aunque prometí no comérmelos todos. También invitamos a Smirna a armar el rompecabezas pero ella estaba con sus amigotas y nos sacó el cuerpo. En fin, luego del club fuimos a casa de Vero, comenzamos a armar el rompecabezas pero luego ella tenía que irse a la radio así que me dejó en mi casa y luego en la noche ella hizo una reunión en su casa, a la que fuimos pocos pero estuvo divertida. Terminamos en el techo de la casa contando estrellas que no estaban ahí y comentando el video de Contigo no, bicho.

1 comment:

vero.5corazones. said...

JAJAJAJAJAJAJA me encantó este post! te comiste mis manies jajajaja

CONTIGO NO, BICHO jajajaja me encanta el techo de mi casa u_u me quedé dormida *-* jajajaja

a mi si me gusta q cuentes lo q hiciste en el día... sobre todo si estoy yo involucrada jajajajajaja mentira, es fino. no me estaba drogando 8-) jajaja